bohemian-rapsody-pelicula

Bohemian Rhapsody, la epopeya cinematográfica de Queen

El 31 de octubre se estrenó por fin “Bohemian Rhapsody”, la cinta que cuenta la historia de Queen. Te contamos nuestras impresiones después de ver el film.

Teníamos muchas ganas de ver “Bohemian Rhapsody”, y por qué no decirlo algo de miedo. Habíamos leído algunas criticas negativas y sabíamos de los problemas por los que había atravesado el film. A la renuncia de Sacha Baron Cohen, primer actor elegido para interpretar a Freddie, se sumó el despido de Brian Singer en la dirección. Todo esto hacia pensar que quizás el resultado no fuera del todo satisfactorio. Algunos críticos esperaban ver algo más de la vida disoluta de Freddie y su triste final, pero la película no es la vida de Mercury sino la historia de Queen. Tampoco es que tal y como se ha dicho no aparezca nada de los momentos más polémicos de la vida de su cantante, se dejan entrever tanto su promiscuidad como su coqueteo con las drogas pero sin ser demasiado explícitos, tan poco era necesario. Y es que tanto Brian May como Roger Taylor, productores musicales de la cinta, tenían claro que querían un biopic para todos los públicos.

Rami Malek como Freddie Mercury

Los millones de fans de la banda sin duda disfrutarán con los entresijos de la creación de algunas de las canciones más famosas. Bien es cierto que igual les molesten ciertas licencias con la biografía del grupo, pues ni We will rock you es una canción de los ochenta, ni los créditos de las canciones se repartieron en el grupo a partir de Live Aid sino mucho después. Tampoco es cierto que Freddie Mercury supiera sobre su enfermedad en 1985, según contó Jim Hutton, fue en 1987 cuando el cantante supo que estaba enfermo de SIDA. Una licencia poética que sirve para darle más dramatismo a la escena final de la película pero que no es en absoluto cierta.

Mención aparte merece Rami Malek, pues pese a no parecerse fisicamente a Freddie, realiza una labor de caracterización y mimetización de sus movimientos francamente impresionante. No nos sorprendería una posible nominación al Oscar, y es que el actor norteamericano sale airoso de un reto que era bastante difícil. Bien es verdad que ha tenido que ser doblado en la voz cuando canta pues es casi imposible imitar al que probablemente ha sido el mejor cantante de la historia del rock. Aún así en la mezcla se ha utilizado también la voz de Marc Martel, un cantante canadiense capaz de imitar el rango de voz del cantante de Queen.

También hay un parecido bastante razonable en el resto de miembros de la banda, sobretodo en el caso de Gwilym Lee, el actor que interpreta a Brian May y que mimetiza hasta su voz.

A los no iniciados en la biografía de Mercury, quizás les sorprenda enterarse que uno de los grandes amores de su vida fue una mujer Mary Austin. Lo cierto es que no solamente le dedicó una de sus mejores canciones, “Love of my life“, sino que heredó la mitad de su fortuna tras su muerte. La otra mitad la repartió entre sus padres, su hermana y sus gatos.

Los biopics al final suelen ser bastante benevolentes, y este no es una excepción. Por lo general, se cae en la mitificación y se intenta blanquear los aspectos más oscuros del personaje. A nadie se le escapa que Freddie Mercury llevó una vida de excesos que le llevaron hasta su triste desenlace vital pero en el film no se ahonda en la tragedia. El gran acierto de la película sin duda es comenzar y terminar la historia con uno de los momentos más brillantes en la carrera del grupo, la actuación en Live Aid.

Si tal como parece se van a poner de modo los biopics sobre grandes leyendas del rock, es algo de lo que nos alegramos. Próximamente veremos “RocketMan”, la cinta sobre la vida de Elton John que se estrenará en 2019.

Ver también nuestro anterior post sobre Bohemian Rhapsody.

Bohemian Rhapsody film

 

Be the first to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *