Charles_Manson

Charles Manson, icono pop del mal

Tristemente la imagen de Charles Manson no ha dejado de perder actualidad. Ya sea porque se cumple el 50 aniversarios de sus atroces crímenes o porque Tarantino lo ha vuelto a traer a la actualidad con su reciente, «Erase una vez en Hollywood«.

Ahora incluso se publica un cómic, Charles Manson: Una biografía; firmado por Fabio Castro y David Domínguez. La fidelidad con la que se han documentado los autores es tal, que incluso introducen pasajes de entrevistas en la narración a modo de interludio, mostrando en las viñetas material grabado de archivo, lo que le confiere al resultado final un aire de documental muy apropiado.

comic_Charles_Manson

La relación de Manson con el mundo de la música viene de lejos. Dennis Wilson, bateria de los Beach Boys, acogió a Manson y a su secta en su casa en 1968, un año antes de la masacre. Manson, que tenía aspiraciones musicales, intentó por medio de Denis grabar algunas canciones con el productor Terry Melcher. A éste no le interesó la música de Manson, quien se sintió traicionado. Melcher vivía por aquel entonces en el 10050 de Cielo Drive, en la casa que posteriormente alquiló a Roman Polanski. Quien sabe si Sharon Tate y el resto de víctimas de la familia Manson no pagaron el pato por la carrera frustrada de Manson.

Manson siempre clamó que los Beach Boys le robaron la canción «Cease to Exist», que salió en el álbum 20/20 bajo el título «Never Learn Not to Love«.

Lo cierto, es que años después, ya en la cárcel, Manson si consiguió sacar un disco. Otro productor musical, Phil Kaufman, había grabado unas sesiones con Manson durante 1967 y 1968. El disco resultante se título Lie: The love and terror cult. La portada estaba sacada de una cubierta de la revista Life y hoy es una pieza de coleccionista.

Charles_Manson_lie

Helter Skelter, una revolución a nivel mundial

El día de la matanza en Cielo Drive aparecieron unas enigmáticas palabras escritas con la propia sangre de las víctimas, «Helter Skelter«. Al principio nadie sabía muy bien que significaban pero después se supo que era como Manson llamaba la guerra racial que iba a traer el Apocalipsis. El nombre provenía de una canción de los Beatles incluía en el Álbum Blanco de 1968. Y es que el perverso Charlie era fan del cuarteto de Liverpool. También es el título del best-seller en el que el propio fiscal que llevó el caso, cuenta todo lo que ocurrió en el juicio posterior a los asesinatos.

Portada de Rolling Stone

Y claro si aspiras a convertirte en una estrella del rock, que mejor forma que salir en la portada de Rolling Stone. La revista norteamericana, biblia de la contracultura, le dedicó su portada en 1970. Si tienes curiosidad puedes leer la entrevista que se incluía en aquel número en la propia página de la revista.

Hijo predilecto del metal

Aunque la música de Manson era más cercana al folk, el metal tomó su figura como elemento de inspiración. Ya en 1988, Ozzy Osborne le dedicó la canción Bloodbathin paradise (Paraiso sangriento). Pero fue el artista Brian Hugh Warner, más conocido como Marylin Manson, quien lo homenajeó juntando su nombre junto a otro de los iconos de la cultura norteamericana. También Axl Rose, excéntrico líder de Guns N’ Roses, llevó un tiempo una camiseta con la imagen del asesino en serie. No solo eso sino que además se empeñó en grabar una canción suya, Look at your game, girl. para el álbum de versiones de 1993, The spaghetti incident. Algo a lo que sus compañeros de grupo se negaron, pero aún así la grabó igualmente con otros músicos.

Marylin_Manson
Be the first to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *