a_head_full_of_dreams_film

Coldplay, del colegio a los grandes estadios

Hablamos de A head full of dreams, el documental que reverencia a la banda y condensa veinte años de buen rollo y tabletas de chocolate.

Recientemente se estrenaba en cines “A head full of dreams”, el documental que repasa la carrera de Coldplay. Ahora se puede ver online a través de Amazon Prime Video. A lo largo de sus casi dos horas podemos apreciar el contraste entre las imágenes de su última gira y los fotogramas caseros de sus inicios. El director Mat Whitecross ha grabado a la banda durante veinte años, desde sus ensayos hasta sus momentos en el estudio eligiendo que canciones formarían parte de su último álbum. Las imágenes intentan mostrar que nos encontramos ante una banda democrática, aunque Chris Martin siempre tiene más protagonismo que el resto de sus compañeros.

El documental comienza con una conversación telefónica entre Martin y el director, en el que el primero le da toda libertad para realizar el film pero le pide que no empiece con la típica escena del grupo saliendo a escena, y es justo así como empieza. Este es el único momento de la pelicula en el que Whitecross se atreve a desacreditar al frontman de la banda.

Pero lo más interesante del film es sin duda ver el crecimiento del grupo desde que se juntaron en el University College London. Viendo las imágenes de sus inicios allá por 1996, se echa algo de menos los tiempos en que la música era más intimista. Su álbum de debut, “Parachutes” (2000), suena acústico, cercano e introspectivo. Nada que ver con una banda que ahora revienta estadios de todo el mundo. Su última gira desprendía colorido y alegría, lo que demuestra que Martin ha superado su divorcio con la actriz Gwennie Paltrow, algo que si se apreciaba en la oscuridad que trasmitía su anterior disco, Ghost Stories (2014). El matrimonio del cantante es algo por lo que la cámara pasa de puntillas.

No cabe duda que Whitecross ha hecho un gran trabajo, como ya hiciera hace dos años con Supersonic, el documental sobre Oasis. Su cercanía con el grupo le permite capturar momentos que de otra manera se hubieran perdido, pero al mismo tiempo no le permite guardar cierta distancia para mostrarse algo más critico y no tan complaciente con la banda.

Al contrario que en otros documentales de rock, aquí no aparece el clásico circulo vicioso de sexo, drogas y Rock and Roll. Coldplay son cuatro chicos formados en buenos colegios como para caer en ese tipo de excesos. Nada de tirar televisores por los balcones de los hoteles.

a_head_full_of_dreams_film

Algo que también se descubre tras ver el film es el perfeccionismo de Martin. Incluso durante la grabación del álbum de 2008, Viva la Vida, el productor Brian Eno le pidió que se ausentara durante algunas de las sesiones. También se descubre que como se gestaron algunas canciones, sorprende por ejemplo ver a Beyoncé cantando Hymn for the weekend en una de las habitaciones de los niños de Martin.

Si tal y como parece la banda se va a tomar una merecido descanso durante un tiempo indefinido, quizás este documental ponga el punto y final a un periodo dorado en la carrera del grupo.

Be the first to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *