El legado cultural de La Movida madrileña

Mucho se ha hablado de La Movida Madrileña, tanto que quizá se la ha magnificado en exceso. Sin embargo, su importancia en la historia cultural de España es indudable. Supuso una bocanada de aire fresco a todos los niveles, en un país todavía gris del tardofranquismo. Hoy analizamos su legado cultural.

Tras la muerte de Franco en 1975 hubo un despertar cultural que afectó a todas las actividades artísticas. Tanto la fotografía, como la pintura, la música, el cómic y el cine, sufrieron una regeneración necesaria, ahora que la censura era algo del pasado. La música fue sin duda el espejo entorno al cual se regeneraron el resto de disciplinas artísticas. A ello contribuyeron la apertura de locales con música en directo como el Pentagrama (famoso por la canción de Nacha Pop) o La Vía Láctea, y la difusión de locutores de emisoras de FM como Onda Dos o Popular FM. Posteriormente también la televisión jugará un papel predominante gracias a espacios como La Edad de Oro de la malograda Paloma Chamorro. Internacionalmente el Punk había aniquilado a los dinosaurios del Rock Sinfónico, y músicos emergentes como Ramoncín supieron reciclarse al nuevo estilo que también propició la aparición de nuevos grupos como Kaka de Luxe (germen de los futuros Radio Futura, Alaska y Los Pegamoides y La Mode).

El Pentagrama de Madrid

El Penta en Madrid, el bar de la Chica de Ayer

A nivel gráfico, revistas como Madriz, que funcionó entre 1984 y 1987 o Madrid Me Mata de Óscar Mariné, ese adaptaron a las tendencias internacionales que imponían revistas como I-D, cargadas de posmodernidad. También el cómic vivirá momentos de vanguardia y renovación, revistas como El Vivora o Cimoc servirán de plataforma de despegue para figuras emergentes surgidas al calor del Rastro como Ceesepe o Nazario que apoyaran con sus ilustraciones los trabajos tanto de amigos músicos como de nuevos cineastas, véase el caso de Almodóvar.

Portada de la revista Madrid Me Mata

Portada de la revista Madrid Me Mata

 

Precisamente Pedro Almodóvar, después de iniciar una carrera musical bastante divertida junto a Fabio McNamara, emprenderá una exitosa carrera cinematográfica, iniciada en 1980 con Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón, que dejará para el recuerdo una lluvia dorada protagonizada por otro de los iconos de la Movida, Alaska. Otro creador, Iván Zulueta filmará una de las películas de culto de la época, Arrebato.

Durante los años de La Movida también surgen un grupo de fotógrafos que inmortalizarán muchos de los momentos de la época. Ouka Leele, Alberto García Alix o Pablo Pérez Minguez participan activamente en los acontecimientos que tienen lugar alrededor de esta revolución cultural, al mismo tiempo que desarrollan sus propias carreras profesionales.

Primer disco de Ilegales fotografiado por Ouka Leele

Uno de los acontecimientos que dio legitimidad internacional al movimiento fue la llegada a Madrid de Andy Warhol en 1983. El artista norteamericano llegó invitado por la galería de Fernando Vijande. Alrededor suyo se montó una fiesta a la que acudió toda la camarilla de La Movida. Warhol y su Pop Art tuvieron una influencia indudable en la estética de La Movida, tanto en las portadas de los discos como en el estilo artístico de por ejemplo las Costus. Incluso canciones como “Bote de Colón” de Alaska y Los Pegamoides, son deudoras del pintor de las latas Campbell.

La Piedad por Las Costus

La Piedad por Las Costus

El legado cultural de la Movida Madrileña ha perdurado en el tiempo, y eso, pese a que muchos de sus representantes hallan ido desapareciendo, en muchos casos víctimas de la liberación sexual y la desinhibición de las drogas que trajo el movimiento. Durante los años 90, La Movida fue repudiada e ignorada por las nuevas generaciones de músicos, y sólo a partir de los 00, cuando los adolescentes de aquellos años tenían ya un estatus social y económico, comenzó a ser revisada a través de libros, documentales, películas y reediciones.

Be the first to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *