Rolling-Thunder-Martin-Scorsese-Bob-Dylan

The Rolling Thunder Revue, el nuevo documental de Scorsese sobre Dylan

El cineasta cuenta los entresijos de una gira que se convertiría en mítica.

El documental se abre con una filmación antigua de Georges Méliès, un truco de magia que marca el tono del documental. Y es que esta nueva aproximación de Martín Scorsese a la figura de Dylan esta cargada de falsas verdades. Al contrario que ocurría en No Direction Home de 2005, donde se cuenta de una forma más o menos lineal el ascenso a la fama del genio de Minnesota, aquí se trata de contar los pormenores de una gira mítica.

La gira de 1975 no fue un gira cualquiera, tenía más que ver con un espectáculo de variedades que con un concierto de rock. Como se puede comprobar en el documental de Netflix, se trataba de una roadtrip en el que Dylan ejercía como maestro de ceremonias, y a veces también como conductor de autobús. Junto a él músicos como Roger McGuinn, T-Bone Burnett o Joan Baez, que debía haber olvidado el desprecio al que la sometió Dylan en la gira por Inglaterra del 66 como se puede ver en Don´t Look Back. Otros músicos iban sumándose según la ciudad por la que iban pasando, así se puede ver a una jovencísima Patti Smith o a la canadiense Joni Mitchell. Pero no solamente de músicos estaba formado el elenco que acompañaba a Dylan, el poeta Allen Gingsberg se encargaba de abrir las sesiones con su poesía descendiente de la generación beat.

Gran parte del metraje lo forman imágenes de la película Renaldo y Clara, dirigida por el propio Dylan y coeescrita con Sam Shepard, de casi cuatro horas de duración. Película que por otra parte no se nombra en el documental. Y es que Scorsese y Dylan juegan todo el rato al despiste con el espectador. Para muestra la falsa historia de una jovencísima Sharon Stone asistiendo al backstage de la gira con su madre. Todas las fotos de ella y Dylan juntos son trucadas.

En cuanto al repertorio, la mayoría de las canciones forman parte del disco Desire de 1976. al cual pertenece Hurricane, inspirada en la historia del boxeador Robin «Huracán» Carter que también aparece en el film aunque falleció en 2014. Una vuelta de Dylan a la canción protesta abandonadas desde los años sesenta.

Bob Dylan y Hurricane Carter
Bob Dylan visitando a Hurricane Carter en la cárcel

El documental no es más que una pieza más dentro de la revisión a la que se va a someter la gira de Rolling Thunder Revue. Entre otras cosas se publica con una enorme caja de 14 discos con conciertos completos, ensayos y rarezas.

Todavía tendrían que pasar dos años desde aquella gira para que Scorsese, que siempre ha coqueteado con el mundo del rock, rodará en 1978 la despedida de The Band, la banda de acompañamiento de Dylan, en el mítico The Last Waltz, del que año pasado se cumplió el 40 aniversario.

Como cierre suena Knockin on Heaven’s Door y un hombre se pone una máscara en una película antigua. Pero todavía hay tiempo para un encore final con la sucesión de las giras que el músico ha realizado desde entonces hasta ahora con su muy apropiadamente llamada Never Ending Tour.

Rolling Thunder Revue
Joan Baez y Bob Dylan en un momento de la gira

Be the first to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *