Let_it_bleed

Portadas clásicas: Let it bleed (1969) de The Rolling Stones

Este año se cumplió el 50 aniversario del octavo disco de estudio de los Rolling Stones, Let it bleed, te contamos la historia de como se llevó a cabo su deliciosa portada.

La idea original de Mick Jagger para la portada de Let it bleed era la de contratar al pintor holandés M.C. Escher. Pero éste que rondaba ya los 70 años y estaba enfrascado en el que sería su último trabajo, Snakes, rechazó la oferta. Entonces fue Keith Richard quién encargó el trabajo al diseñador gráfico Robert Brownjohn. Suya fue la idea de apilar objetos circulares alrededor de una tarta: un plato, una lata de película cinematográfica, un reloj, una pizza y un neumático. Todo ello sobre un antiguo giradiscos, reflejando el título original del álbum: Automatic changer. En la base de la tarta aparecen unas figuras que representan a los miembros del grupo. El encargado de cocinar la tarta fue Delia Smith, el cocinero oficial de la banda.

En la edición del 50 aniversario que se ha publicado ahora, se incluyen los bocetos originales realizados por Brownjohn. En esta lujosa reedición también se incluye un libreto un libro de tapa dura de 80 páginas que incluye fotos nunca antes vistas del fotógrafo de la banda, Ethan Russell, quien acompañó a la banda durante su tour por Estados Unidos, durante el verano del 69. Curiosamente Russell trabajaría en la portada de Let it Be (1970), último disco publicado por The Beatles, cuyo título tiene una similitud evidente con el de los Stones.

Jagger y Richards revisando una prueba de imprenta de la portada

También se incluyen en la reedición tres litografías de 12 «x 12» numeradas a mano y firmadas con réplica impresas en papel de archivo en relieve, y un póster a todo color de 23 «x 23» con arte restaurado del paquete original de Decca Records de 1969.

Let_it_bleed_50_aniversario

Un disco que cierra una década

Let it bleed es el disco que cierra una década para los Rolling Stones. Una década marcada por el optimismo hippie pero que terminaría con tragedias como la de Altamont o la muerte de Brian Jones. Los Stones continúan con el sonido blues y country ya expresado en su anterior largo, Beggars Banquet. Un sonido que los aleja definitivamente del lastre de la psicodelia. El disco incluía temazos como «Gimme shelter» que abre el álbum y «You Can’t Always Get What You Want» que lo cierra con su coro gospel del London Bach Choir, una de las cumbres creativas de Jagger y Richards.

Del catálogo clásico de los Stones prácticamente ya se ha reeditado todo. Pocas cosas quedan ya para alimentar el paladar de los fans. Un nuevo recopilatorio (¿cuántos van ya?) para justificar una nueva gira es lo último que se publicó a principios de año.

Portada de Let it Bleed, Decca Records, 1969

Justo al año siguiente de la publicación del disco, Robert Brownjohn moría en Londrés de un ataque al corazón, siete días antes de cumplir los 45 años. Una carrera truncada para un diseñador cuyos proyectos más destacados fueron para la industria cinematográfica. Y más concretamente diseñando los títulos de crédito de películas de James Bond como Desde Rusia con amor (1963) o Goldfinger (1964).

Bocetos para la portada del disco

La portada del álbum fue una de las diez elegidas por el Royal Mail británico para un conjunto de sellos postales que recreaban portadas de discos clásicos emitidos en enero de 2010.


Be the first to comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *