Yellow Submarine, la epopeya psicodélica de The Beatles

Yellow Submarine

Esta es la historia de como una canción para niños incluida en el álbum Revolver y cantada por Ringo llegó a convertirse en una película de animación con aires psicodélicos que cerraba la década de los sesenta.

Después de A Hard Days Night y Help, los Beatles debían todavía por contrato una película a United Artists. Sin embargo, los fab four no tenían mucho interés en meterse en un nuevo rodaje por lo que una película de animación podría ser una buena idea ya que requería poco compromiso por parte del grupo. Fue Al Brodax, un neoyorkino de 40 años, quien tuvo la idea original de usar la canción de Revolver como hilo conductor. Brodax ya había producido una serie de animación sobre los Beatles para la cadena ABC, por lo que era la persona idónea para poner en marcha el proyecto. El desarrollo de la historia pasó entonces por varias manos hasta dar con el guión definitivo en el que los cuatro músicos viajaban desde las calles de Liverpool hasta la tierra de Pepperland para salvar a sus habitantes de los Blue Meanies.

Para crear el estilo artístico de la película se contrató a un emigrante checo llamado Heinz Edelmann, colaborador habitual de la revista germana Twen, y responsable principal de sus innovadoras portadas. Aunque nunca antes había participado en una película de animación, su labor no solamente se limitó a la dirección artística, sino que creo muchos de los personajes de la película y colaboró en el desarrollo del argumento. Gracias a esta película se le considera un pionero del estilo psicodélico. En España también se recordará su diseño de la mascota Curro para la Expo de Sevilla en el 92.

Cerca de 200 animadores trabajaron en la película. Esta muestra diferentes estilos de animación a lo largo de sus 90 minutos y que influenciaron trabajos posteriores como el que realizó Terry Gillian para los Monty Python.

Los dibujos de los Beatles que aparecen en la película se sacaron del video promocional de Strawberry Fields Forever, aunque a Paul le eliminaron el bigote. Aunque como ya hemos dicho la aportación de los Beatles fue mínima, son actores los que imitan sus voces. Eso sí escribieron algunas canciones nuevas para la banda sonora (Only a nothern song, It’s all too much, All together now y Hey Bulldog) y realizaron un cameo para el final de la película. Dicha secuencia se grabó poco antes de su viaje a la India y desentona bastante con la estética de los dibujos, de hecho la apariencia física de George y John es diferente a la de sus personajes. En un principio se pensó en añadir un fondo psicodélico pero finalmente por falta de tiempo se dejó con un fondo bastante aséptico.

In the town where I was born
Lived a man who sailed to sea
And he told us of his life
In the land of submarines
So we sailed up to the sun
Till we found a sea of green
And we lived beneath the waves
In our yellow submarine

Un icono de la cultura popular

Con las años, Yellow Submarine se ha ido ganando su lugar como uno de los hits de la cultura psicodélica que triunfó a finales de los años sesenta. Su estilo se considera hoy bastante innovador y muy diferente al de Walt Disney (que por cierto planeaba un remake dirigido por Robert Zemekis en motion capture que finalmente no se llevó a cabo). Su presencia se puede rastrear en episodios de series como Los Simpson o Futurama. Hoy en día es una parte importante de la memorabilia asociada a la banda británica. Entre los muchos artilugios que se pueden encontrar en el mercado destaca la versión que sacó Lego en 2016.

lego_bealtles

+ info: http://www.yellowsubmarine.com

Be the first to comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *